Sean bienvenidos!     Teléfonos: (62) 3624-4669

Image Alt

Historias

Testimonios:
¡Ahora soy Luz!

Julian Baez, de la iglesia de la comunidad de Ttio – Acomayo – Cusco – Perú.


Julian vivía cerca de la iglesia, pero nunca se había interesado por visitarla. Él tenía un carácter muy mal, bebía mucho y era agresivo con la esposa y los hijos. El matrimonio era frustrado, ya que vivían en discusiones y problemas constantemente.
Pero Julian siempre veía a un hermano llamado Nicolás que vivía a dos calles de su casa yendo a la iglesia con la Biblia bajo el brazo, hasta que un día él estaba bajando la calle cerca de casa y encontró a ese hermano y le preguntó si podía acompañarse, hasta la iglesia. Después de aquel día, él, la esposa y los hijos pequeños comenzaron a frecuentar, pero aún con muchos problemas de bebida y peleas en casa.
En un hermoso culto de domingo, estaba el Pastor Júlio predicando en la iglesia sobre matrimonios. Como ellos estaban sentados delante, los llamó para usarlos como ejemplo. Luego el pastor citaba circunstancias como cuando la pareja tiene muchos problemas en casa, pero cuando están ante las personas muestran que está todo bien, que aun viviendo en sufrimiento, buscan aparentar que no pasa nada mal dentro del hogar, etc.
El hermano Julian pensaba dentro de sí: “¿quién ha contado toda nuestra vida al Pastor? Pero en realidad el pastor aún no los conocía. Y aquel mismo día, Julian sabía que debía cambiar, que no era el pastor hablando con ellos, sino el Espíritu Santo. Entonces en aquella oportunidad se arrepintió, reconcilió con su esposa, nunca más levantó la mano para ella, que además nos dice que él ahora es como un niño, de tan amable. Dejó el alcoholismo, no es más violento con sus hijos.
Julian tiene mucha hambre y sed de Dios. Y por medio de él, sus padres, hermanos, familia de su esposa y algunos amigos llegaron a los caminos del Señor y se congregan en nuestra iglesia. Él está creciendo mucho en el conocimiento de la Palabra y este año de 2019 es líder de la Iglesia de la comunidad de Ttio, también es un ministro de alabanza, toca la mandolina.
La gloria es de Dios, porque él hizo Su voluntad en mí y salvó mi matrimonio. Damos gloria a Dios por las maravillas del Señor en esta familia tan amada.

Priscila Rocha, de la iglesia de Roscommon – Irlanda

———-
Recibir a Jesús en mi vida fue una de las mejores decisiones que yo podría haber tomado. Yo pasaba por una fase muy complicada en mi vida. Estaba involucrada con drogas, trabajaba demasiado y vivía una vida muy descontrolada. Me sentía perdida y sola incluso teniendo familiares y amigos a mi lado en aquella época. Yo era una persona muy estresada y pelea, siempre estaba metida en alguna confusión.
Yo trabajaba con un amigo que intentaba evangelizarme, sacarme del medio en que yo vivía. Una vez me encontró muy mal en la playa, era allí donde me escondía “cuando no quería estar con nadie. Después de mucha conversación, oró por mí, y me sentí en paz, y el mismo día fui a visitar su iglesia.
Fui algunas veces pero no continué. Era época de carnaval, fiestas, desorden, y como yo estaba muy involucrada con el mundo entonces renunció a seguir visitando la iglesia. Me mudé de ciudad y ese mi amigo falleció. Pero una cierta noche soñé con él, y en el sueño él decía: Dios no se desistió de ti.
Recuerdo que era carnaval y yo ya estaba preparada para salir para celebrar cuando recibí un enlace de mi hermano invitándome a ir a un retiro que la iglesia de él hacía. Yo fui y allí Dios usó a una hermana para hablar conmigo. Fue una noche maravillosa y llena del amor de Dios. Fue en el año 2011 y desde entonces sigo viviendo milagros y maravillas al lado del Señor.
“Mi bautismo fue hermoso”
Hace poco que vivía en Irlanda y menos tiempo que conocía la LPM church.
El día estaba muy frío y más allá del nervioso y la ansiedad de ser bautizada yo tenía miedo de entrar en el río que estaba con el agua muy helada rs.
En mi turno de entrar en el agua, como yo iba entrando en el río yo sentía que el agua se calentaba. Yo sé que fue Dios quien lo hizo, Él cuidó de los mínimos detalles y fue un día hermoso. Nunca me olvidar de ese momento.
Hacer parte de la familia LPM es demasiado. Vivir en Irlanda, lejos de nuestra tierra natal y lejos de los familiares es muy difícil. He encontrado aquí el amor, el apoyo y la familia que he encontrado que no tendría en este país. Mis pastores son mis amigos, gente maravillosa que forman parte de mi familia. La iglesia es una bendición, llena de personas alegres y listas para servir. He aprendido mucho con cada uno de ellos.
Hay una idea equivocada sobre los países llamados ricos, que no necesitan recibir misioneros, que no hay que invertir para llevar el evangelio a los perdidos en esos países.
Europa es un continente con falta de misioneros, con falta de cristianos que apoyen y financian los trabajos existentes, un continente con 741 millones de personas en las que sólo un pequeño porcentaje de esa población es evangélica. Países como Francia se prevé en 2050 el islamismo sea la religión dominante.
Si desea obtener más información sobre cómo puede convertirse en un socio de LPM Church, por favor contacte con los contactos [email protected] o por el WhatsApp 00353876928001.
Para saber más sobre nuestro trabajo visite nuestro sitio web www.lpmchurch.ie